BM. Torrelavega

Alba ya tiene su victoria

El Bathco BM Torrelavega comenzó la segunda fase de la competición exactamente igual que como terminó la primera. Sólidos en defesa, juntos, como una máquina perfectamente engrasada, los de Mozas se impusieron con mucha autoridad en la pista de un combativo Horneo Sporting Alicante. El inicio de la segunda mitad, en el que los cántabros lograron un parcial de 3 – 11, resultó determinante para que naranjas pudiesen brindar a Alba, la hija recién nacida de Mozas, su duodécima victoria de temporada.

Antes de que los naranjas sacasen de rueda a los alicantinos, la primera parte transcurrió realmente pareja. Los de Óscar Gutiérrez, último equipo en meterse en este grupo por el título, pretendían sorprender a los torrelaveguenses para volver a soñar. Sin embargo, los tantos iniciales de Quique Moreno se encontraron con la respuesta de un Marc Abalos muy entonado.

El intercambio de goles rápidos fue la tónica de los primeros compases de un choque marcado en rojo por las dos escuadras. Los de Mozas, fieles a su estilo, intentaron correr desde el principio. Isi Martínez sorprendió a Martín con un lanzamiento en apoyo que culminaba un contra gol de manual. De hecho, los primeros cinco lanzamientos del Bathco BM Torrelavega acabaron en el arco visitante.

Cuando los porteros dejaron de ser meros espectadores del choque, los locales lograron hacerse con la iniciativa en el marcador. Casanova fue excluido por empujar a Moll y los alicantinos lo aprovecharon para situarse dos goles por delante. Sin embargo, un penalti detenido por Murillo Araújo y un par de dianas de los naranjas devolvieron la igualdad a un choque vibrante. Sin embargo, dos imprecisiones visitantes dieron la oportunidad al Horneo Sporting Alicante de encadenar sendos goles con rapidez.

El tiempo muerto de Mozas era una obligación. Sobre todo porque los alicantinos estaban corriendo más de lo que convenía a un Bathco BM Torrelavega, que todavía no había conseguido ajustar la intensidad de su defensa. Con Lombilla en el 3 y Serrano como avanzado, Mozas situó a los suyos 5:1. Había que intentar sacar de ritmo a los alicantinos y la variante, auxiliada por el crecimiento de un Murillo Araújo de menos a más, resultó determinante. Un robo de Dani Serrano lo convertía José Carlos Hernández en el 14 – 13.

En el tramo final del primer acto, los extremos naranjas demostraron tener pólvora para volar cualquier tipo de resistencia. Un tanto de Cangiani por el corto, dos dianas más de un José Carlos Hernández cada mejor y un penalti detenido por Araújo dejaron el marcador en tablas al término del primer acto.

Tras un primer acto de correcalles y muchos goles, los de Mozas regresaron al 6:0 con Lombilla y Gallego en el centro. Ajustar atrás era fundamental y el Bathco BM Torrelavega lo hizo a la perfección. Apretar atrás supone disponer de pelotas para salir a la contra, una circunstancia que convierte al conjunto cántabro en un auténtico rodillo. Y así, con un Cangiani estelar, los torrelaveguenses resolvieron el choque en el arranque del segundo acto.

La intensidad de Gallego y Lombilla se contagió al resto de sus compañeros que olieron la sangre en un Horneo Sporting Alicante más impreciso de lo que mostró en el primer acto. El tercer penalti parado por Araújo dio la opción a sus compañeros para ampliar la renta a tres.  Y Gallego no perdonó. La grada del Pitiu Rochel veía como los suyos eran incapaces de encontrar soluciones ante la trampa planteada por los naranjas. Menos aún, cuando Murillo Araújo se inventó un pie inverosímil para detener su cuarta pena máxima del choque.

Gutiérrez intentó detener el vendaval atacando con ocho. Pero ni con esas. El Bathco BM Torrelavega, con Murillo Araújo emulando al mejor Sterbik, cada vez volaba más alto. Ni siquiera el tiempo muerto de los locales cortó el despegue del líder. Cuatro dianas consecutivas de un Fafa Cangiani preciso como un cirujano catapultaban a los torrelaveguenses. Ni la doble inferioridad sufrida por los cántabros tras las exclusiones de Dani Hernández y Jaime Gallego lastraron el despegue visitante. De hecho, en un ataque 4 contra 6, Prieto y el extremo argentino se inventaron un fly majestuoso.

Así las cosas, cuando el Horneo Sporting Alicante quiso regresar el partido, el parcial era de 3 – 11. Del empate a 16 con el que se llegó al descanso, al 19 – 27 con el que se llegó al minuto 45. Suficiente para decidir el partido y acabar con cualquier atisbo de reacción los cántabros. Con el viento soplando de cola, los de Mozas supieron administrar a la perfección su ventaja para llegar a un final de partido plácido y sin excesivos sobresaltos.

Un tanto postrero de José Carlos Hernández y otro de Colovic Dorde redondearon un marcador que supone la décimo octava jornada consecutiva sin perder del Bathco BM Torrelavega.

FICHA TÉCNICA

Horneo Sporting Alicante. José María Martín, Francisco Padilla; Enrique Moreno (8), Jorge Hernández (4), Sergio Martínez, Emilio Martínez (1), Emilio Esteban (1), Luis Hernández, Yeray Mancebo, Joaquín Delgado, Aitor Borrás (1), Alberto González, Francisco Llopis (3), Colovic Dorde (1), Cristian Moll (5) y Javier Cardenal.

Bathco BM Torrelavega. Murillo Araújo, Josema Urrutia; Marc Abalos (2), Alonso Moreno (1), Sergio Crespos, Jorge Prieto (2), Genio González, Jaime Gallego (1), Borja Lombilla (1), Isi Martínez (6), Dani Serrano (1), Facundo Cangiani (8), Fabri Casanova (2), José Carlos Hernández (5), Dani Hernández 1() y Nico Colunga.

Parciales

3  – 4, 7 – 6, 9 – 8, 11 – 11, 14 – 12, 16 – 16.

18 – 19, 19 – 22, 19 -25, 21 – 28, 22 – 28, 24 – 30

Árbitros: Juan María San Martín y Álvaro García  (C.A. Andalucía)

Ir arriba