BM. Torrelavega

Victoria sin concesiones del Ford Alisauto BM Torrelavega

El Ford Alisauto BM Torrelavega no falló ante sus aficionados y logró sacar adelante su enfrentamiento contra la Unió Esportiva Sarriá. La maquinaria del equipo de Mozas logró sacar de ritmo a su adversario en le tramo final del. En una actuación muy completa, los cántabros dieron opciones a la reacción catalana para sumar su sexta victoria en los últimos siete encuentros.

En su regreso al Vicente Trueba, el equipo de Mozas comenzó exhibiendo atrás las virtudes que le han llevado a cosechar cuatro puntos de los últimos seis a domicilio. A pesar de que la Unión Esportiva Sarriá logró ponerse 0 – 2, los cántabros defendían con rigor y contundencia. Así, lanzados por dos recuperaciones consecutivas, los locales voltearon el marcador con un parcial de 3 – 0 que culminó Jorge Prieto.

El acelerón local encontró respuesta en el conjunto de Puig, que se mantuvo fiel a su filosofía de juego. Cántabros y catalanes corren siempre que pueden y eso suele traducirse en partidos muy atractivos para los aficionados. Prieto igualó a la contienda a cinco con un vuelo desde la esquina. En este intercambio de goles en el que se convirtió el partido, los catalanes salieron mejor parados. Los hermanos Arnau encadenaron una serie de lanzamientos exteriores ante los que nada pudo hacer Murillo. Con 5 – 7 en el marcador, la segunda línea naranja salió al rescate para igualar la contienda de nuevo. Prieto primero y Fafa Cangiani después comprimieron de nuevo el electrónico.

Pasado el primer cuarto de hora, la Unió Esportiva Sarriá era quien mandaba en el electrónico. Guitart intervenía con acierto y sus compañeros se mostraban certeros en el lanzamiento. La exclusión de Abalos parecía abrir una veta para que los visitantes adquiriesen más renta, pero no fue así. De la mano de un Lombilla que derrocha intensidad, los cántabros se agarraron al parqué con uñas y dientes. Así, tras salir de la inferioridad con empate a uno, dieron un paso al frente.

BM Torrelavega
Isi Martínez.

La segunda línea naranja se cargó el equipo a la espalda merced a un Jorge Prieto imperial. Dos tanto del extremo izquierdo cerraron un parcial de 4 – 0 que provocó el primer tiempo muerto del choque. El receso no tuvo el efecto esperado para el conjunto catalán. Nada más regresar al parqué, cometieron una falta ofensiva y recibieron tanto firmada por Dani Hernández. La herida se mantuvo abierta hasta que Juli Fina recibió una gran asistencia en seis metros para superar a Murillo Araújo. El paso de los minutos menguó la capacidad ofensiva visitante, que cada vez tenía más problemas para generar situaciones claras de lanzamiento. Pere Arnau era el único con la clarividencia suficiente para sostener el ritmo que marcaba un Prieto en modo depredador.

Los cinco minutos finales del primer periodo se convirtieron en una auténtica galerna ante la que poco pudo hacer el equipo gerundense. Un nuevo parcial de 4 – 0, en el que se estrenó como anotador David García, dejaban el marcador en 17 – 11 y desataban la fiesta en la grada del Trueba. Los de Mozas era un martillo pilón y no desaprovecharon las dudas de su adversario para alcanzar una ventaja que, a la postre, sería definitiva. Un lanzamiento excepcional de Colunga sobre la bocina dejó el electrónico en 19 – 13.

BM Torrelavega
Nico Colunga

Lejos de relajarse, el Ford Alisauto BM Torrelavega arrancó el segundo acto mordiendo como al principio. Con David García en el extremo y Gonçalo Areais en el lateral, los de Mozas siguieron a lo suyo. Con seis goles de margen, todo fluye con más facilidad y los cántabros fueron descosiendo el partido con paciencia y tranquilidad. García robó una pelota para volar contra el arco contrario y hacer el 23 – 17.

Los de Salva Puig no dejaron de intentar minimizar la renta local, pero se toparon con la muralla brasileña del Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo sacó dos manos increíbles que permitieron a los suyos hacer lo que mejor saben: correr a la contra. Fabrizio Casanova fusiló a Moreno y provocó el tiempo muerto visitante. El técnico visitante dispuso una defensa 5 – 1 sin éxito. En parte porque Araújo había activado el modo “paralotodo”. Cuando Isaac Alemán dio con la tecla para batir al meta carioca, el marcador reflejaba diez tantos de ventaja para los cántabros.

Con el signo del partido resuelto hace tiempo, los diez minutos finales no hicieron sino agrandar la exhibición de Murillo Araújo para deleite de la afición y desesperación de los artilleros catalanes. Mozas aprovechó para oxigenar a su plantilla y probar alguna variante táctica. En ese intervalo, Gonçalo Areias marcó su primera diana como naranja y la fiesta fue completa en un Vicente Trueba completamente entregado.

FICHA TÉCNICA

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo, Josema Urrutia; Marc Abalos (), Alonso Moreno (), Jorge Prieto (11), Genio González, Samu Gómez (2), Borja Lombilla, Isi Martínez (7), Facundo Cangiani (3), Fabrizio Casanova (3), Gonçalo Areais (1), Dani Hernández (2), David García (3) y Nico Colunga (1).

Unió Esportiva Sarriá. Pau Guitart, Antonio Moreno; Pau Palacios (1), Isaac Alemán (2), Gerard March, Juli Fina (1), Roc Segarra (3), Martí Arnau (3), Pere Arnau (5), Josep Ballester (2), David Mariscal (3), Sergio García, Arnau Rovira (1), Adriá Serrano (2) y Oriol Teixidor (1).

 Parciales

2 – 1, 4 – 5, 7 – 7, 10 – 9, 14 – 11, 19 – 13 descanso

22 – 16, 23 – 17, 26 – 18, 29 – 19, 31 – 22, 33 – 25  final

Árbitros: Sergio Estelles (C.A. de la Comunidad Valenciana) y Mauro Antonio Montero (C.A. Madrid).

Ir arriba