BM. Torrelavega

BM Torrelavega

La vuelta del hijo pródigo

Regresar a casa siempre es especial. Tras seis campañas en el BM Alcobendas, las dos últimas al frente del primer equipo con el que consiguió el ascenso a la liga ASOBAL, Álex Mozas salió del club de su vida para recalar en Torrelavega. Temporada y media después, el técnico madrileño se enfrenta por primera vez a su ex equipo en competición liguera en un partido que se disputará mañana, a las 18:00 horas, en el Pabellón de los Sueños.

BM Torrelavega“Tengo muchas ganas de volver allí y llevarme los dos puntos” explica Mozas. El preparador del Ford Alisauto BM Torrelavega celebrará sus cien partidos en la categoría en una pista que conoce a la perfección. Por eso sabe que la mala dinámica en la que están inmersos los de Sergio Cameo es un arma de doble filo. “Es un equipo de gente de club y ellos cuando todo va mal es cuando mejor trabajan y más intensidad le ponen” matiza.

El choque enfrentará a dos equipos con una filosofía de juego prácticamente idéntica. El BM Alcobendas heredó de Mozas su apuesta decidida por un juego veloz y dinámico, que construye los contragolpes y las transiciones a partir contundencia defensiva. Por tanto, el acierto a la hora de guardar la portería y el porcentaje de efectividad de los porteros serán dos elementos clave durante el choque. Sujetar bien a Alfonso de la Rubia, tercer máximo goleador de la categoría y catalizador del juego ofensivo madrileño, será otro de los aspectos determinantes del partido.

A pesar de las dificultades que planteará el rival, el equipo naranja llega al choque con muy buenas sensaciones. El regreso de José Carlos Hernández unido al magnífico resultado conseguido en el Trueba frente a Amenabar Zarautz ZKE han supuesto un refuerzo importante para la confianza del grupo. En este escenario de positividad, Mozas y los suyos han trabajado aspectos como la continuidad y la circulación de balón para intentar salir airosos del complicado compromiso que les aguarda en el Pabellón de los Sueños.

 

Ir arriba