BM. Torrelavega

BM Torrelavega

El Ford Alisauto BM Torrelavega reacciona a tiempo

El Ford Alisauto BM Torrelavega se disfrazó del Dr. Jekyll y Mr. Hyde en su partido frente a ARS Naranjas de Palma del Río. Tras cuajar una primera parte casi perfecta y marchase al descanso con siete goles de renta, los de Mozas se vieron obligados a apretar en el tramo final del partido para derrotar al combativo equipo cordobés.

BM Torrelavega
Jano G. Racero.

El choque comenzó con un ARS Naranjas de Palma del Río respondón ante el ímpetu mostrado por el equipo de Mozas. Los cordobeses, que llegaban al choque tras cuatro derrotas consecutivas, incomodaron a los cántabros con su defensa 5 – 1. No obstante, tras unos minutos de intercambio de goles, los torrelaveguenses ajustaron mejor su entramado defensivo y dispusieron de opciones para correr. Así, en una contra conducida por Edu Fernández, Antón Setién marcó los pasos y provocó la primera exclusión del partido.

Los dos minutos señalados sobre Alberto Ruiz dieron alas a los de Mozas que, liderados por un expeditivo Isi Martínez lograron a abrir brecha en el marcador. Dos dianas del flamante internacional junior, bien secundadas por un zambombazo de Sergio Rodríguez y una contra de José Carlos Hernández bastaron para que Víctor Álvarez llamase al orden a los suyos.

Lejos de aflojar el ritmo, el Ford Alisauto BM Torrelavega siguió a lo suyo. Dos dianas más del menor de los Hernández elevaban el parcial local hasta 7 – 1 y disparaban a los suyos en el marcador. Con seis de renta para los torrelaveguenses, los colegiados excluyeron a Sergio Rodríguez, pero apenas tuvo incidencia en el juego. Los naranjas eran un martillo pilón, con un Marco Krimer excepcional y una velocidad endiablada en las acciones al contragolpe. Los cordobeses lograron recuperar el pulso pero apenas podían contrarrestar el vendaval naranja.

La rotación de Mozas mantenía fresco a un equipo que estaba cuajando una primera parte repleta de goles. Genio González, con un lanzamiento al largo, hacía el 17 – 11 a falta de siete minutos para el descanso. Borja Lombilla y Sergio Rodríguez mantenían la consistencia de una defensa que concedía muy pocos espacios a los lanzadores andaluces. Una rigurosa exclusión señalada a Dani Hernández en el 26 daba un poco de fuelle a los de Álvarez. Sin embargo, lo que parecía una oportunidad fueron dos minutos más dentro de una primera parte realmente buena de los locales. Los siete goles de diferencia con los que se llegó al descanso evidenciaban la diferencia que hubo entre ambos conjuntos en la primera parte.

BM Torrelavega
Marco Krimer

Las sensaciones del Ford Alisauto BM Torrelavega eran inmejorables pero ARS Naranjas de Palma del Río no había dicho su última palabra. El intermedio sentó mejor a los andaluces que a los cántabros. De hecho, los de Montesinos entraron a la pista mucho más entonados y, gracias a una defensa 4 – 2 y al acierto de Morales, no tardaron en meter el miedo en el cuerpo a la afición naranja. A pesar de una doble intervención de Krimer, con la parada de un penalti incluida, los cordobeses lograron un parcial de 6 – 2 que obligó a Mozas a pedir tiempo muerto. Un gol de pizarra materializado por Nico Colunga resucitaba a los naranjas pero iba a hacer falta mucho más para amarrar un partido que parecía sentenciado. Krook desbordaba a su par y fusilaba al portero para establecer el 23 – 21. Mozas metió en la pista a Isi Martínez y a Jano Racero para tratar de desbaratar la defensa abierta que estaba colapsando la ofensiva local. Con 24 – 23, José Carlos Hernández provocó un penalti que él mismo mandó a las mallas y que trajo consigo la exclusión de Povedano. Un inspirado Antón Setién devolvía tres de ventaja a los de Mozas tras convertir en gol un buen pase de Dani Hernández.

Sin embargo, ARS Naranjas de Palma del Río no había remado tanto para conformarse con estrechar el marcador. Morgado causaba estragos en seis metros y los espacios que generaba eran bien aprovechados por Krook. La resistencia cántabra la lideraba un Setién que transformaba en gol cada pelota que caía por el extremo derecho. El partido entró en una fase de intercambio de goles en la que los cordobeses llegaron a empatar. Primero a 29 y después a 30. Quedaban 9 minutos y cualquier esperanza de vivir un final tranquilo en el Trueba era una quimera.

Tras un tiempo muerto de Montesinos, el Ford Alisauto BM Torrelavega intensificó su defensa. Con Lombilla en el dos, el 6 – 0 local creció en intensidad y logró recuperar un par de pelotas consecutivas. Edu Fernández se colgó del techo del pabellón para hacer el 32 – 30. En el momento más caliente del partido, los de Mozas se dejaron el alma para robar un balón que valía su peso en oro. Más aún, cuando Edu Fernández se encargó de convertirlo en tres tantos de renta. A falta de 150 segundos, Víctor Álvarez intentó sacar de ritmo a los locales con su último tiempo muerto. Sin embargo, los cántabros no se dejaron sorprender. Un gol postrero de Jorge Prieto significaba el 34 – 31 final

FICHA TÉCNICA

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo, Marco Krimer; Edu Fernández (2), Antón Setién (5), Pepe Oliver (3), Jorge Prieto (4), Genio González (1), Duarte Batán, Borja Lombilla, Isidoro Martínez (2), Sergio Rodríguez (2), Ramiro Merino (2), Alejandro G. Racero (4), José Carlos Hernández (7), Dani Hernández (1) y Nico Colunga (1).

ARS Naranjas de Palma del Río. Ignasi Admella, Salvador Santos; Ignacio del Castillo (2), Jesús Arturo Sandoval (2), Alberto Ruiz (2), Raúl Morales, Ildefonso López, Jesús Morales (3), Eloy Krook (7), Ángel Povedano (1), Edwin Brito, Julio Morgado (8) y Diego Cristian Reyes (5).

Parciales

3 – 3, 7 – 4, 13 – 7, 16 – 11, 18 – 11, 20 – 13 descanso

22- 17, 23 – 21, 26 – 23, 29 – 28, 32 – 30, final

Árbitros Manuel Mohedano (C.A. Castilla La Mancha) y Vicente Peris (C.A Comunidad Valenciana)

Ir arriba