BM. Torrelavega

BM Torrelavega

Punto de oro

El Ford Alisauto BM Torrelavega sumó un punto de oro en su visita a Amenabar ZKE. Los de Mozas supieron agarrarse a la pista ante el empuje del aguerrido equipo local. Los cántabros, que dispusieron de una posesión para llevarse el encuentros, amplía a ocho su renta sobre la séptima plaza y mantiene la dinámica positiva de las últimas semanas.

Con el ambiente habitual en el municipal de Zarautz, los cántabros comenzaron del mismo modo que acabaron el choque de hace unos días frente a Conservas Alsur Antequera. Es decir, mordiendo en defensa y con las ideas muy claras a la hora de atacar la portería contraria. Dani Hernández mando a la malla el 1 – 2 en un lanzamiento precioso. Sin embargo, a diferencia del partido anterior, su adversario también tenía el mismo estilo de juego. Los de Hugo Sánchez mantenían el pulso con entereza y y sabían encontrar los pocos resquicios que ofrecía la muralla morada. Iraeta hacía el 3 – 2 en un arranque vibrante.

BM Torrelavega
Jorge Prieto
Fotos Amenabar ZKE

Tras siete minutos de tanteo, el Ford Alisauto BM Torrelavega se hizo temporalmente con el dominio del juego. Las paradas de un Marco Krimer muy entonado facilitaron el despegue de los torrelaveguenses. José Carlos Hernández convertía un penalti que suponía el 3 – 5. Con dos tantos de renta, la figura de Krimer se convirtió en gigante. Exactamente lo mismo que hizo su homólogo Otegui para evitar el despegue de los de Mozas. El meta local detuvo dos lanzamientos a bocajarro de los morados que provocaron la ovación de la grada.

En la acción siguiente, Sergio Rodríguez fue excluido con justicia y su equipo vio como Amenabar ZKE lograba la igualada por medio de Ander Atorrasagasti. Con los suyos en inferioridad, Krimer sacó una pierna para enmudecer el pabellón. El argentino sumó siete paradas en el primer cuarto de hora. Con las fuerzas parejas de nuevo, los de Mozas empezaron a tener muchas dificultades para encontrar posiciones claras de lanzamiento. Asi, los locales firmaron un parcial de 3 – 0 que provocó el tiempo muerto torrelaveguense.

El ritmo de juego era frenético y cada error era castigado con dureza. Prieto establecía el 7 – 6 y, tras un lanzamiento precipitado de Amilibia, Edu Fernández igualaba el encuentro. Tras el tiempo muerto de Sánchez, ambas escuadras elevaron un poco más si cabe la velocidad de sus acciones. Sin embargo, ese incremento trajo consigo una mayor eficacia de las defensas que logaron imponerse en un partido tremendamente parejo. Un lanzamiento en apoyo de Isi Martinez supuso el empate a nueve con el que se llegó al descanso.

El segundo acto comenzó con una acción inédita durante los primeros 30 minutos.  Y es que la gran defensa de Amenabar ZKE había neutralizado todos los intentos morados por hacer llegar la bola al extremo izquierdo. Eso sí, en cuando tuvo la primera oportunidad, José Carlos Hernández voló desde la esquina para finalizar con una rosca marca de la casa.

Tras un par de goles más, uno por bando, Hernández provocó un penalti que trajo también la exclusión de Josu Atorrasagasti. La primera inferioridad local apenas duró 40 segundos porque los árbitros excluyeron al extremo visitante en la acción siguiente. Krimer salió al rescate para detener el penalti señalado por el dúo arbitral. Sin embargo, el portero visitante no pudo hacer nada en la jugada siguiente.

BM Torrelavega
Sergio Rodríguez.
Foto Amenabar ZKE

Cuando los dos contendientes recuperaron a los sancionados, el marcador era 11 – 12. Justo en ese instante, el Ford Alisauto BM Torrelavega encadenó tres acciones positivas que abrieron una pequeña brecha en el marcador. Al cañonazo de Sergio Rodríguez le siguieron la décima parada de Krimer y un nuevo zambombazo de Edu Fernández. Los visitantes dieron  un paso al frente e incluso dispusieron de una oportunidad para ampliar su renta. Sin embargo, el pase filtrado a Oliver no alcanzó su destino.

Amilibia sacó a los suyos del atolladero y los de Hugo Sánchez volvieron a meterse en la pomada. Dos errores torrelaveguenses bastaron para que Amenabar ZKE demostrarse por qué es el equipo más en forma de la liga. Goenaga igualó a 15. El tiempo muerto de Mozas era una necesidad ante la avalancha local. Los cántabros se encomendaron al brazo de un Sergio Rodríguez imperial desde el flanco izquierdo. El lateral consiguió un tanto al borde del pasivo que mantenía a los suyos por delante.

El choque entró en su último cuarto de hora con renta de uno a favor de los de Mozas y un Paulo Ostolaza que cada vez estaba más entonado. El canterano local sirvió a los suyos la posibilidad de ponerse por delante pero Amilibia lanzó desviado. La zaga de Amenabar ZKE iba a más y el Ford Alisauto BM Torrelavega cada vez tenía más problemas para lanzar con claridad. Aguirrezabalaga marcaba el 18 – 17 a falta de once minutos. A los cántabros les costaba conectar con el pivote por lo que la solución al atasco morado llegó de la mano de un José Carlos Hernández que vale su peso en oro.

Sin embargo, los de Hugo Sánchez era un muro que ofrecía muy pocas ventanas. Ante la consistencia del 6 – 0 local, Mozas recurrió al principal desatascador que tenía en el banquillo.  El primer lanzamiento de Cadelo se marchó a las nubes cuando el partido entró en sus cinco minutos finales. Amenabar ZKE mandaba por uno cuando Mozas dispuso una mixta sobre el menor de los Aguirrezabalaga. Los cántabros recuperaron la pelota pero la perdieron en busca de la igualada.

Con 20 – 19, Lombilla robó una pelota de oro para fusilar a Ostolaza. Empate a 20 con 100 segundos para llegar al final. Era defender o morir y los cántabros lograron lo primero hasta que Sánchez solicitó tiempo muerto.  En una defensa heroica, en laque hubo hasta tres lanzamientos, el Ford Alisauto BM Torrelavega recuperó la pelota. El tiempo muerto cambió de banquillo. Había 25 segundos para llevarse la victoria de Zarautz. La acometida de Dani Hernández se saldó con un golpe franco y un lanzamiento a reloj parado de Racero que no encontró portería.

De este modo, el Ford Alisauto BM Torrelavega cosechó un valioso punto en un partido que pudo ganar cualquiera.

FICHA TÉCNICA

Amenabar ZKE. Urtzi Otegui,Paulo Ostolaza; Ander Atorrasagasti (2), Alberto Aguirrezabalaga (7), Mikel Martínez, Oihan Balenciaga (2), Markel Aizpitarte, Mikel Iraeta (2), Xabat Olaizola (2), Mikel Beristain, Josu Atorrasagasti, Mikel Amilibia (3), Eneko Goenaga (2), Andoni Zubeldia, Jokin Jimenez y Haritz Etxeberria.

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo, Marco Krimer y Josema Urrutia; Edu Fernández (5), Antón Setién, Pepe Oliver (2), Jorge Prieto (1), Gerardo García, Borja Lombilla (1), Isidoro Martínez (1), Sergio Rodríguez (4), Alejandro G. Racero, José Carlos Hernández (4), Daniel Hernández (1), Diego Cadelo y Nico Colunga (1).

Parciales

2 – 23 – 4, 5 – 5,  7 – 5, 8 – 8, 9 – 9 descanso

10 – 12, 13 – 15, 16 – 17, 18 – 17, 20 – 19,  20 – 20 final  

Árbitros Aitor Izquierdo y Josu Ansoleaga (C.A. País Vasco)

Ir arriba