BM. Torrelavega

Balonmano Torrelavega

Balonmano contra la exclusión social

El Balonmano Torrelavega aportará su granito de arena la Academia de Balonmano que la Fundación Ramón Grosso gestiona en Chad. La entidad naranja donará material deportivo a un proyecto de formación en valores e integración social, que se desarrolla en el colegio San Francisco de Javier de Toukra del país africano.

Ramón Grosso Mateo, presidente de la Fundación e hijo del legendario futbolista del Real Madrid que da nombre a esta organización solidaria, acudirá el sábado al Vicente Trueba para materializar esta colaboración. Asimismo, se aprovechará el partido que disputará el Ford Alisauto BM Torrelavega contra el Club Cisne Colegio Los Sauces para instalar un stand informativo sobre la labor que desempeña la Fundación Ramón Grosso en general, así como sobre su proyecto balonmanístico en particular. También se instalará una urna para recoger donaciones.

Esta donación de materiales no es la primera colaboración entre el Balonmano Torrelavega y la Fundación Ramón Grosso. En noviembre de 2017, el club cántabro ya aportó una camiseta oficial de juego para la realización de una subasta solidaria dirigida a recaudar fondos para el proyecto.

La Academia de Balonmano del Chad comenzó su andadura en 2017 de la mano de la ex jugadora Rebeca Sánchez y el técnico Roberto Álvarez. Lejos de buscar una mejora de sus cualidades como balonmanistas, esta escuela deportiva aspira a transmitir los valores sociales y educativos que encierra el balonmano. Aspectos tan importantes para el desarrollo personal como el trabajo en equipo, la capacidad de observación, el compañerismo, la memoria o la toma de decisiones. Siempre con una actitud cooperativa entre un grupo de iguales.

Este proyecto de integración social a través del deporte forma parte de una iniciativa más amplia en la que también se incluyen otras disciplinas como el judo, el fútbol, el baloncesto o la gimnasia. La escuela socio-deportiva de la Fundación Ramón Grosso pretende que los niños y niñas aprendan a disfrutar del deporte y adquieran los valores que aporta para su formación personal.

El Balonmano Torrelavega comparte plenamente esa filosofía que trata de mejorar la calidad de vida y la educación de los niños a través de la práctica deportiva. Desde el club se considera fundamental que los integrantes de su cantera conozcan otras realidades y sean conscientes de la importancia que tienen valores como la solidaridad. En los prolegómenos del choque, se ha organizado una jornada de la Liga Benjamín con el objetivo de facilitar que los más pequeños conozcan a qué se dedica la Fundación Ramón Grosso.

Ir arriba