BM. Torrelavega

BM Torrelavega

Naufragio en Zamora

El Ford Alisauto BM Torrelavega regresó de vacío de su visita al pabellón Ángel Nieto de Zamora. Los cántabros encajaron un parcial demoledor (8 – 0) en la segunda mitad del primer acto que hizo estéril la buena puesta en escena de los naranjas. El equipo local, bien comandado por el incombustible Magadán, solo tuvo que administrar su renta durante el segundo acto para salir airoso del choque.

Lo cierto es que el Ford Alisauto BM Torrelavega comenzó muy bien plantado sobre la cancha. El equipo torrelaveguense defendía bien y veía puerta con relativa fluidez. Tras un poste por cada bando, Oliver establecía el 3 – 5 al convertir en gol una buena pelota servida por Genio González. El equipo de Álvarez no comenzó a carburar de verdad hasta que entró a pista Dalmau Huix. El ex jugador naranja aportó un tanto en inferioridad que mantuvo a los suyos ante la efectividad mostrada por José Carlos Hernández.

Con 5 – 7 y después de varias pérdidas por parte de ambos conjuntos, el MMT Seguros Zamora dio un paso adelante en defensa ante el que nada pudo hacer el Ford Alisauto BM Torrelavega. Los pistachos, bien apoyados en Barrientos, sellaron su portería durante más de diez minutos. Y eso es demasiado tiempo sin anotar cuando te enfrentas a un rival de la talla del conjunto zamorano.

De este modo, sin ser excesivamente brillantes ni arrollar sobre la pista a su adversario, el equipo de casa fue capaz de voltear el marcador y prácticamente dejar sentenciado el choque. Cuando el parcial era de 4 – 0, Mozas pidió tiempo muerto para intentar aclarar las ideas naranjas. Sin embargo, las indicaciones del técnico y los cambios en la primera línea no surtieron el efecto deseado. En parte porque el portero sacó una pelota que era medio gol a Isi Martínez y porque Saúl Campo estrelló un lanzamiento sin oposición en la madera. Para más inri, las pérdidas de balón se incrementaron y MMT Seguros Zamora pudo hacer algunos tantos en situaciones de contragolpe.

Tras diez minutos para olvidar, Borja Lombilla salió al rescate cuando el marcador era de 13 – 7. Lejos de conformarse, MMT Seguros Zamora hizo sangre de un rival herido. Al descanso, se llegó con un 19 – 10 que obligaba al Ford Alisauto BM Torrelavega a realizar un milagro para intentar cambiar el signo del encuentro.

A pesar de lo abultado del marcador, los cántabros lo intentaron por todos los medios durante la segunda mitad. La verticalidad se convirtió en ley y Jano Racero en el principal ejecutor de un Ford Alisauto BM Torrelavega que nunca dejó de creer.

Mozas ordenó defensas alternativas para tratar de imprimir un componente adicional de velocidad al partido. La variante táctica, unida a una serie de acciones ejecutadas de manera vertiginosa y dos inferioridades zamoranas prácticamente consecutivas, dio alas a los visitantes. Jorge Prieto firmada el 23 – 18 cuando únicamente habían transcurrido 13 minutos de la reanudación.

La puerta a la esperanza se entreabría para un Ford Alisauto BM Torrelavega que se vació sobre el parqué. Sin embargo, un tiempo muerto local fue suficiente para reactivar al equipo pistacho que no tardó en recuperar el pulso anotador. Así, tras una fase de intercambio de goles, los de Álvarez sentenciaron definitivamente el choque con nuevo parcial de 5 – 0. Un golpe demasiado duro ante que el poco pudo hacer el conjunto torrelaveguense.

Así las cosas, el choque concluyó con ventaja de siete para los zamoranos, 31 – 24, y la sensación de que la irregularidad volvió a condenar al Ford Alisauto BM Torrelavega.

FICHA TÉCNICA

MMT Seguros Zamora. F.I. Barrientos (1), Luis Posado; Sebas Ceballos (3), Marc Abalos (2), Fernando Ruiz, Octavio Magadan (3), Henrique Jose Petter (3), Iñaki Gómez, Guillermo García (1), Ramiro Martínez (3), Jaime González (39, Dalmau Huix (5), Adrián Prieto (3), Pablo Cubillas (2), y Raúl Maide (2).

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo, Marco Krimer; Edu Fernández (1), Antón Setién, Pepe Oliver (2), Saúl Campo, Jorge Prieto (4), Genio González, Gerardo García (1), Duarte Batán (1), Borja Lombilla (1), Isidoro Martínez, Sergio Rodríguez (2), Alejandro G. Racero (5), José Carlos Hernández (7) y Nico Colunga.

Parciales

2 – 2, 4 – 6, 7 – 7, 12 – 7, 17 – 8, 19 – 10 descanso

20 – 14, 23 – 16, 24 – 20, 27 – 20, 30 – 22, 31 – 24 final  

Árbitros: Alejandro Núñez y Jorge Rodríguez

Ir arriba