BM. Torrelavega

BM Torrelavega

Crecer ante la adversidad

El Ford Alisauto BM Torrelavega afronta esta semana el desplazamiento más largo de la temporada. 957 kilómetros por carretera para llegar hasta el municipal Fernando Argüelles en donde espera un Conservas Alsur Antequera mucho más peligroso de lo que dice su clasificación.

La escuadra que prepara Lorenzo Ruiz está comprobando en primera persona lo caprichoso que puede ser el mundo del deporte. Los andaluces, que han apuntalado el exitoso bloque del año anterior, han pasado de ser una apisonadora a mostrarse un poco más vulnerables. En su propio feudo, han vencido a Handbol Bordils y han cedido con el Barça B y con Viveros Herol BM Nava. En ambos casos, con opciones de victoria hasta el final.

Es precisamente esa necesidad de despegar la que convierte a Conservas Alsur Antequera en un rival extremadamente peligroso. Cuerpo técnico y plantilla del Ford Alisauto BM Torrelavega saben que su adversario tiene potencial suficiente para batir a cualquiera. Por lo que pretenden evitar que los andaluces den con la tecla esta semana.

Mozas y los suyos llegan a la cita tras dos jornadas sin perder y con una gran tarjeta de visita. Los cántabros son, junto a Viveros Herol BM Nava, el único equipo que todavía no ha perdido lejos de su cancha. Una condición que esperan prorrogar una semana más con un resultado que les permita seguir el tren de cabeza de la tabla. El conjunto naranja, que viaja hoy por carretera, se desplaza con las ausencias de Ramiro Merino, que está recuperándose de una fractura en un dedo, Saúl Campo, por motivos laborales, y Antón Setién, lesionado en el hombro durante el derbi contra BM Santoña. Además, tanto Pepe Oliver como José Carlos Hernández y Jorge Prieto llegan a la cita entre algodones.

El choque dará comienzo mañana, a las 18:30 horas, y contará con el arbitraje de Álvaro García y Juan María Sanmartín, del colegio andaluz.

Ir arriba