BM. Torrelavega

Balonmano Torrelavega

El Balonmano Torrelavega muere en la orilla

El Balonmano Torrelavega quiso pero no pudo con el Secin Gruop BM Alcobendas. El conjunto cántabro se vació sobre el parqué del Vicente Trueba en busca de prolongar su buena dinámica de resultados. Sin embargo, la velocidad de los ataques visitantes y una serie de errores puntuales impidieron a los de Soto contar con opciones reales de hacerse con la victoria.

El partido enfrentaba a dos de los equipos más en forma del campeonato y el choque no defraudó a las expectativas. Torrelaveguenses y madrileños tanteaban el terreno en un arranque repleto de intensidad. Edu Fernández y Sergio Rodríguez guiaban la ofensiva local mientras Asier Nieto era el principal estilete en las filas adversarias.

Con los dos equipos defendiendo 6 – 0, el choque derivó hacia una fase un poco menos brillante. Y es que no era nada sencillo encontrar opciones de claras de lanzamiento sobre ninguna de las dos porterías. Secin Group BM Alcobendas era el que llevaba la iniciativa en el marcador pero el Balonmano Torrelavega se mantenía siempre a rebufo. Cuando De la Rubia firmó el 5 – 7, Soto oxigenó su formación, con recambios en los laterales y con Genio González como comandante de las acciones ofensivas. La rotación no surtió efecto ante un Secin Group BM Alcobendas muy bien plantado sobre la cancha del Trueba. Con 5 – 9, llegó el tiempo muerto de Soto.

El Balonmano Torrelavega había entrado en una fase de sequía anotadora y su adversario, a pesar de las notables intervenciones de Pablo Salvarrey, no desaprovechó la situación. Catalina elevaba la diferencia a cinco. Los naranjas pasaron más de ocho minutos sin anotar hasta que Dalmau Huix sacó a los suyos del abismo. Sin embargo, el Balonmano Torrelavega seguía sin estar fino. Los visitantes volaban en las transiciones y cuando atacaban en posicional generaban mucha ventaja en situaciones de uno contra uno. Cuando los torrelaveguenses mejoraron mínimamente estos aspectos, el choque recobró la igualdad en el juego. Eso sí, con los madrileños claramente por delante. Una vaselina preciosa de Pepe Oliver establecía el 10 – 13 con el que se llegó al descanso.

A los naranjas les hacía falta multiplicar su nivel defensivo para tener opciones de victoria. Así lo entendía Soto y también sus jugadores. Sin embargo, nadie parecía capaz de sujetar a De la Rubia. El central madrileño neutralizó un arranque local esperanzador con dos fogonazos de calidad. Cuando iba a por el tercero, Marcos Dorado cometió una infracción que le provocó la primera exclusión del choque. La inferioridad se saldó con un mini parcial de 0 – 1 que devolvía cuatro de renta a los de Mozas y apagaba ligeramente el espíritu local. Edu Fernández, uno de los más entonados en las filas locales, se encargó de avivar la llama naranja. Pero el principal problema para los de casa estaba en la otra parte de la pista. Y es que prácticamente todos los ataques visitantes se traducían en gol. Santi Lopez, en una acción individual, elevaba el 14 – 18.

Cuando peor se ponían las cosas, Dorado provocó la exclusión de Asier Nieto y el Balonmano Torrelavega logró enchufarse nuevo al partido. Vicente Benito culminó desde el extremo una jugada perfecta para acercar a los suyos a dos. Después vino un penalti parado por Pablo Salvarrey y un gol de Marcos Dorado desde seis metros. Con 17 – 18, el partido pasaba a un nuevo escenario. Uno en el que los cántabros apretaban mucho más. A Alex Mozas no le gustaba el cariz que tomaba el partido y pidió tiempo muerto. Para entonces, el Trueba ya era una caldera volcada con su equipo. Justo a la salida del tiempo, Saúl Campo recuperó la pelota y estrelló un cañonazo en el larguero. Por delante, un cuarto de hora de balonmano de altísimo nivel.

Una inoportuna exclusión de Marcos Dorado mermó la capacidad del conjunto local. Sin uno de sus principales bastiones defensivos sobre la cancha, Secin GRoup BM Alcobendas se lanzó a tumba abierta a por una brecha de goles suficiente para evitar sobresaltos de última hora. Nieto culminaba un parcial de 0 a 3 que provocaba el tiempo muerto de Soto. Había que empezar de nuevo con 18 – 22 en el marcador y menos de 12 minutos por jugarse.

Al Balonmano Torrelavega le hacía falta un final de partido perfecto para arañar algún punto. Tras provocar dos faltas ofensivas consecutivas, los nuestros marraron una oportunidad clara en seis metros para ponerse a tres. Justo en la continuación de esa jugada, Jiménez interceptó la circulación naranja para fusilar y prácticamente sentenciar a la contra. Un tanto de Dorado abría las puertas a la épica y el Balonmano Torrelavega se agarró a la pista con todo lo que le quedaba dentro. Los naranjas firmaron un parcial de 5 – 1, con Nico Colunga, Dalmau Huix y el propio Dorado como protagonistas. 24 – 26 y tiempo muerto de Mozas. El sprint final de los cántabros fue admirable pero no alcanzó para sorprender al líder. Un postrero gol de Dorado supuso el 27 – 28 definitivo tras un fantástico partido de balonmano.

FICHA TÉCNICA

BM Torrelavega. Murillo Santana, Pablo Salvarrey; Edu Fernández (5), Vicente Benito (2), Pepe Oliver (1), Saúl Campo (2), Genio González, Dalmau Huix (3), Sergio Rodríguez (4), Ramiro Merino, Antón Setién, Marcos Dorado (4), José Carlos Hernández (3), Alan Villalobos, Nico Colunga (3) y Alex Alonso.

Secin Group BM Alcobendas. Manuel Rodríguez, Adrián Torres; Santiago López (3), Mikel Martín, Manu Catalina (5), Alfonso de la Rubia (7), Alberto López, Gonzalo Velasco (3), Miguel Muñoz (5), José Antonio Jiménez (2), Nacho Gimeno, Martí Villoria, Asier Nieto (3), Antonio Ortega y Santiago Echevarría ()

Parciales

3 – 3, 5 – 5, 5 – 8, 6 – 10, 9 – 13, 10 – 13 descanso

12 – 16, 15 – 18, 18 – 19, 18 – 23, 19 – 25, 27 – 28 final.

Árbitros: Josep Millán y Jordi Quintanar (C. A. Cataluña)

Ir arriba