BM. Torrelavega

Al asalto de una cancha maldita

El Balonmano Torrelavega encara la tercera jornada de competición con el objetivo de enterrar un fantasma que le persigue durante las dos últimas campañas. Los de Diego Soto se enfrentan a un equipo, el Ikasa BM Madrid, al que nunca han sido capaces de derrotar en tierras madrileñas. El sábado, a partir de las 18:30 horas, los naranjas disfrutarán de una nueva oportunidad para convertir el pabellón Paquito Fernández Ochoa en territorio conquistado.

Balonmano Torrelavega
Nico Colunga.

El conjunto cántabro llega a la cita en un buen momento competitivo. En las dos jornadas previas, los torrelaveguenses han demostrado que son capaces de tutear a cualquier escuadra de esta categoría. Bien es cierto que el grupo necesita ser más constante en su juego y conseguir un poco más de regularidad ofensiva. A falta del rodaje natural a estas alturas de curso, el equipo se apoya en un carácter inquebrantable y una entrega sin reservas.

El rival de mañana todavía no sabe lo que es ganar en la presente campaña por lo que Soto espera un adversario con un plus de intensidad. Tras caer ante Conservas Alsur Los Dólmenes y Ca ‘Mario Lanzarote, los de Javi Martín saldrán a por todas con la intención de demostrar que la baja de Juan Muñoz no pesa tanto como parece.

El Balonmano Torrelavega tratará de aprovecharse del momento de incertidumbre por el que pasan los madrileños para conquistar una cancha en la que todavía no saben lo que es puntuar. Ni en Primera Nacional, cuando se logró encadenar una docena de victorias consecutivas, ni en la mejor temporada del a historia del club en División de Plata. Para ello, el técnico contará con todos sus jugadores a excepción de Alberto Pérez, que se pierde el choque por su reciente paternidad.

Los hermanos Carlos Javier y Juan José Gude Prego, del colegio vasco, serán los responsables de arbitrar este partido que, presumiblemente, se parecerá muy poco al choque que ambos equipos disputaron en pretemporada. En aquel encuentro, correspondiente al V Torneo Nacional de Balonmano Año Jubilar Lebaniego, los naranjas vencieron con relativa comodidad (20 – 13).

Ir arriba