noticias

El Balonmano Torrelavega firma la mejor primera vuelta de su historia en la División de Plata

BM Torrelavega

El Balonmano Torrelavega tiene motivos para estar satisfecho. Con una de las plantillas más jóvenes de la liga, los de Diego Soto han firmado la mejor primera vuelta de la historia del club en la División de Honor Plata. Ocho victorias, cinco de ellas consecutivas, y un empate que han situado al equipo torrelaveguense en puestos de fase de ascenso a la liga ASOBAL.

La magnífica racha de juego y resultados que ha vivido el equipo en el último mes y medio de competición ha catapultado a los naranjas en la tabla. Desde que Viveros Herol BM Nava asaltase el Trueba, el equipo no sabe lo que es perder. Un repóquer de triunfos que han convertido a los de Soto en el mejor equipo de la competición a domicilio (empatado con Teucro y ARS Palma del Río) y en el tercero menos goleado del campeonato. Unos números que ganan aún más consistencia si nos fijamos en la diferencia de goles. En las últimas cinco fechas de competición, los de Soto han logrado 8,6 goles de ventaja media en todos los partidos. Una cifra que denota el excelente momento que vive la escuadra cántabra.

Estos guarismos solo son equiparables a los firmados por el club del Besaya en la temporada 2012 – 2013. En aquella campaña, en la que solo hubo 12 equipos en la categoría, los naranjas también concluyeron la primera manga en puestos de play off de ascenso. Sin embargo, lo hicieron con una puntuación notablemente inferior. Exactamente, cinco puntos menos que los cosechados por la escuadra actual. En esa temporada, la primera de Diego Soto en el banquillo, se logró un meritorio séptimo lugar al término de la liga regular.

Al margen de este oasis clasificatorio, en las otras cinco campañas que el Balonmano Torrelavega ha militado en la segunda categoría del balonmano nacional nunca se habían alcanzado unos registros parecidos. El que más cerca estuvo fue José Antonio López, en la campaña 2009 – 2010. En el ecuador de la temporada de debut del equipo en Plata, los naranjas, por aquel entonces Grupo Pinta, ocupaban la novena plaza de la tabla. Después vinieron un decimotercer puesto y un undécimo en las dos temporadas de Juan Escudero. Más tarde, tras un curso para el recuerdo, Soto firmó un décimo cuarto lugar en la 13 – 14 y un décimo quinto en la 14 – 15.

A este equipo tan solo le queda un récord por batir para convertirse en el dominador absoluto de las estadísticas de la entidad. Hace tres temporadas, en la 13 – 14, los naranjas lograron encadenar un empate y seis victorias de manera consecutiva. 13 puntos seguidos que significaron una permanencia. La plantilla actual tiene el récord a tiro, pero para eso necesita ganar o empatar en Alcobendas y hacer lo propio con el filial del Barça en el primer partido en casa de la segunda vuelta.

Nico Colunga en una acción del último partido disputado en el Trueba.
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas