BM. Torrelavega

Paso al frente del Balonmano Torrelavega

El Balonmano Torrelavega ha sumado la segunda victoria de la temporada en el partido que les enfrentaba al Handbol Bordils en tierras gerundenses. Los de Diego Soto supieron adaptarse y sufrir en partido tremendamente exigente. La actuación de Sergio Rodríguez, autor de siete goles, resultó clave para que los cántabros lograsen ganar en el pabellón Blanc i Verd de Bordils por primera vez en su historia.

La batalla que se libraba sobre la cancha era una de esas en la que no se hacen prisioneros. En esa guerra deportiva, las defensas se impusieron a los ataques desde el comienzo del partido. Tras los minutos de tanteo, no tardaron en desatarse los primeros intentos por romper el partido. Cuando la intensidad es máxima, perder un efectivo durante dos minutos puede resultar letal. La primera inferioridad naranja propicio un leve despegue por parte de los jugadores catalanes. Josep Reixach lideró un parcial de 4 a 1 favorable los locales.

Tras el tiempo muerto de Soto, el Balonmano Torrelavega reaccionó de la mejor manera posible: apretando los dientes y siendo capaz de igualar la puesta en escena de su adversario. Sergio Rodríguez mostró el camino a sus compañeros. El lateral fue un tormento desde el exterior para el Handbol Bordils. Tres dianas del 23 torrelaveguense unidas a al buena hacer de Carlos Pérez y José Carlos Hernández bastaron para voltear el electrónico y situar a los cántabros con dos goles de renta, 6 – 8.

Corría el minuto 20 del primer acto y los locales lograron igualar la contienda a 8. Sin embargo, los tantos de Huix y Combis fueron los últimos de los gerundenses en toda el primer acto. Con la zaga y la portería del BM Torrelavega a pleno rendimiento, los torrelaveguenses lograron un parcial de 0 a 3. Poco importó la exclusión de Edu Fernández. Los cántabros habían metido una marcha más al encuentro y lograron retirarse al vestuario ganando por tres, 8 – 11.

Una ventaja que Carlos Pérez elevó a cuatro nada más comenzar el segundo acto. Tras una fase en la que se produjeron varias exclusiones en los dos bandos, el choque comenzó a teñirse de color naranja. La primera línea visitante era un tormento y tanto los laterales como los centrales conseguían posiciones claras de lanzamiento. Así, después de las dianas de Pérez y de Maxi Cancio, el técnico Pablo Campos decidió solicitar un tiempo muerto. Su equipo perdía por seis, 9 – 15 .

Bien es cierto que restaba prácticamente toda la segunda parte pero la diferencia y, sobre todo, las sensaciones que transmitía el partido no invitaban a pensar que la victoria se quedaría en casa. Sin embargo, los catalanes firmaron un parcial de 3 – 0 en tres minutos que arruinó la tranquilidad visitante. Con 12 – 15, quedaba mucha tela por cortar. Afortunadamente, las tijeras más afiladas las tenían los naranjas. Liderados por el brazo ejecutor de Sergio Rodríguez, los pupilos de Soto reventaron el marcador hasta situarse con siete tantos de renta. Era Antón Setién quien, tras culminar un contra ataque fulgurante, encendía todas la alarmas blanquiverdes.

Cuando todo parecía resuelto, el partido cambió de rumbo de nuevo. Los locales tiraron de orgullo para volver a meterse en la pelea por el partido. Reixach e Huix tiraron de los suyos y abocaron el encuentro a un final comprometido. De hecho, a falta de siete minutos, el tanteador era de 18 a 20.

En un enfrentamiento con tan pocos goles, una renta de dos podía ser suficiente pero los de Campos venían tan lanzados que obligaron a los nuestros a no relajarse ni un momento. Vicente Benito y Marcos Dorado fueron los responsables de apagar el ímpetu catalán. Especialmente importante resultó el tanto del pivote. Suponía el 19 – 22 y prácticamente sentenciaba el choque. El gol de Maxi Cancio redondeó un marcador que refleja la buena línea del Balonmano Torrelavega en este inicio de temporada.

Únicamente la lesión de Alan Villalobos, con una posible rotura de ligamento en la rodilla, empaña la jornada para los cántabros que volverán a competir el próximo martes, a las 20:30 horas, en el Vicente Trueba frente al SD Teucro.

FICHA TÉCNICA

Handbol Bordils. Jordi González, Joan Coma; Gerard Farrerons, Sergi Mach (2),Francesc Reixach (1), Oriol Márquez (1), Marc Combis (1), Arnau Palahi, David Maso, Joan Vilanova, Dalmau Huix (6), Jairo Montes (1), Mario Martínez (1), Josep Reixach (6) y Josep Oriol Masmiquel.

Balonmano Torrelavega. Luis de Vega, Pablo San Emeterio; Carlos Pérez (3), Edu Fernández, Vicente Benito (4), Pepe Oliver (1), Sergio Crespo, Genio González (1), Maxi Cancio (4), Sergio Rodríguez (7), Ramiro Merino, Antón Setién (1), Marcos Dorado (1), José Carlos Hernández (1) y Alan Villalobos.

Parciales

2 – 1, 4 – 2, 6- 3, 6- 6, 8 – 8, 8 – 11 descanso

9 – 13, 11 – 15, 12 – 17, 14 – 20, 18 – 21, 20 – 23.

Árbitros

Efrén Muñoz y Julio Posada, del comité arbitral madrileño.

Ir arriba