noticias

El BM Torrelavega comienza con mal pie la fase de ascenso

El B.M Torrelavega está obligado a ganar los dos partidos que restan de la fase de ascenso que se está disputando en Trápaga, tras perder en la jornada inaugural ante el B.M. Elda por 26-24 en un encuentro con dos partes completamente diferentes en el que los de la Cuenca del Besaya fueron de más a menos, estrellándose durante toda la segunda mitad con el portero alicantino, que a la postre se ha convertido en el jugador clave para su equipo.

La primera mitad fue muy buena por parte de los cántabros, que salieron muy fuertes en defensa abortando las acciones ofensivas de los levantinos. Además, en las pocas ocasiones en que la defensa dejaba un hueco, ahí estaba Luis de Vega para completar el trabajo defensivo con sus paradas. Con este panorama el cuadro naranja tomaba ventajas de 3 tantos (3-6 minuto 10 y 7-10 minuto 21) que no fueron capaces de ampliar al estrellarse contra el guardameta alicantino, Fran Tirado, que empezaba a ofrecer destellos de lo que después iba a ser su recital.

Diego Soto quería intensificar el juego de los suyos sabedor de que el final de la primera mitad y el inicio de la segunda podían ser claves en el devenir del encuentro, sus jugadores respondieron bien y se fueron al vestuario con la mayor ventaja de la primera mitad (9-13).

Segunda parte para olvidar

La segunda mitad comenzó sin demasiados sobresaltos para los cántabros, que seguían dominando el encuentro, aunque se percibía que el control del juego lo empezaba a tener un Elda que sacaba a relucir la veteranía de su plantel.

Los pupilos de Antonio Mateo comenzaron a erosionar la moral de los cántabros, que se estrellaban una y otra vez ante Fran Tirado ( que llegó a parar hasta 4 penaltis) lo que provocó que a los 20 minutos los levantinos igualaran el marcador para desesperación de un B.M Torrelavega que se veía impotente para reaccionar. A partir de ese momento el encuentro se convirtió en “un quiero y no puedo” para los torrelaveguenses que en un abrir y cerrar de ojos se vieron tres abajo en el marcador (25-22 minuto 26). En ese momento Antonio Mateo pidió un tiempo muerto y aleccionó a los suyos para matar el partido, y éstos lo bordaron manteniendo la diferencia hasta el final y aniquilando la ilusión de la hinchada naranja.

En el otro partido de la jornada, el gran favorito, el B.M. Granollers derrotó al anfitrión, Valle de Trápaga, por 27 a 25. Lo que supone que el encuentro de mañana a las 19,30 horas es absolutamente vital tanto para el B.M Torrelavega como para Valle de Trápaga, el que pierda le dice adiós a la posibilidad de estar la próxima temporada en división de honor B.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas