BM. Torrelavega

El triunfo de los actores secundarios

Nadie contaba con él. Su juego no aparece en los scoutings. Ni siquiera tiene su propia camiseta del primer equipo. Sin embargo, su entrada en pista ha sido el factor clave para que, catorce jornadas después, el Balonmano Torrelavega abandone los puestos de descenso. El canterano Abraham Fontaneda desequilibró un partido contra el ARS Palma del Río disputado de poder a poder. Únicamente anotó un gol pero su aportación fue decisiva.

Desde el inició, el equipo andaliz trató de buscar las debilidades del BM Torrelavega. Los desdoblamientos del pivote generaban muchos problemas a la muralla defensiva naranja. Para desesperación de Soto, la dupla portuguesa de los cordobeses leía el juego de manera casi perfecta. Aún con todo, gracias una rápida circulación de pelota, los cántabros permanecían con vida. Los de Víctor Montesinos sufrían cada vez que Genio González tenía espacio para pensar. La segunda diana del central situaba el marcador en 5 a 6. La réplica no tardó en darla un efectivo Filipe Martins. El luso, con un inmaculado 4 de 4, obligaba al técnico local a pedir tiempo muerto.

Los naranjas mantenían la constancia y aguantaban el ritmo anotador impuesto por los andaluces. Aún con Martins convirtiendo en oro cada pelota que recibía, el BM Torrelavega dispuso de una contra para igualar. José Carlos Hernández se estrelló contra Manu López. La acción del cancerbero espoleó a sus compañeros que firmaron dos acciones fulgurantes para adquirir la máxima ventaja del choque, 9 a 12. Pese a dos inferioridades consecutivas, el ARS Palma del Río administraba la renta con maestría. A los de casa les hacía falta un cambio de ritmo para tener opciones y entre Alan Villalobos y José Carlos Hernández se encargaron de meterle voltios al choque. El asturiano empató a 13 con un lanzamiento para quitarse el sombrero.

Con todo por decidir, la segunda parte arrancó con Abraham Fontaneda defendiendo en el centro y el ARS en inferioridad. El particular “anti-Martins” de Soto anuló al pivote portugués que no volvió a anotar en todo el partido. Pero los cordobeses parecía que no lo necesitaban. Subidos a la inspiración de Dublino volvieron a despegarse. Los de casa tiraron de un extramotivado José Carlos Hernández, ex del equipo andaluz, para enjugar la renta. Con empate a 17, vino una doble superioridad visitante. No sirvió para decidir el partido pero sí para poner en franquicia a los pupilos de Montesinos gracias a un parcial de 0 a 2.

Hubo que esperar hasta que la inferioridad cambió de camiseta para que la renta se evaporase. Guille Barbón demostró su clase en el extremo para firmar la igualada a 21. La estrategia defensiva ideada por Soto estaba dando sus frutos. Martins apenas entraba en juego y su equipo comenzaba a echarle en falta. Cuando los naranjas tuvieron la primera opción del partido para ponerse por delante, llegaron dos precipitaciones consecutivas. Una de cada extremo. Dos regalos que Julián Portero no desaprovechó. El tiempo muerto llegó con 21 a 24 en el marcador y 12 minutos por jugarse

En el regreso a la cancha hubo una exclusión visitante que vino caída del cielo. Dos minutos de locura en los que el Trueba se metió de lleno en el choque. De nuevo Barbón igualaba la contienda. Esta vez, a 24. Con la lección bien aprendida, el BM Torrelavega sujetó los nervios y jugó a la perfección sus cartas. Genio González culminaba la remontada. La excelente defensa naranja acompañaba a un Luis de Vega imperial que sirvió una nueva opción a sus compañeros. José Carlos Hernández recogió el guante para poner dos de por medio gracias una vaselina de manual.

ARS Palma del Río no había su última palabra. Los visitantes endurecieron la retaguardia para entrar en los cinco minutos finales con el tanteador equilibrado. Había llegado la hora de Luis de Vega. Otro jugador que comenzó en el banquillo y resultó fundamental para decidir el color de la victoria. El meta local puso un pie en el cielo para desviar un lanzamiento de Moreno desde el extremo. Con los nervios a flor de piel, Abraham Fontaneda cazó un rechace que hacía soñar al Trueba. Después, tras un penalti transformado por Texeira, vendría una rosca inverosímil que José Carlos Hernández para establecer el 28 a 27.

Con uno menos sobre la cancha, tocaba apretar los dientes. Quedaban 50 segundos. Una defensa numantina, casi heroica, del equipo naranja, otorgó la pelota a los cántabros a falta de 17 segundos para que sonará la bocina. El lanzamiento de Alan Villalobos se topó con Manu Lopez y la opción para rescatar un punto se visitó de blanco. Sin embargo, con el cronómetro a cero, Martins estrelló un golpe franco a la madera.

El 28 – 27 desató la alegría en un Vicente Trueba que volvió a vivir una noche de las de antes.

FICHA TÉCNICA

BM Torrelavega. Luis de Vega, Jacob Melián; Manu Díaz, Gustavo Gil, Alex López, Andrés Alonso, Sergio Crespo, Genio González (6), Guillermo Barbón (5), Alberto Pérez (1), Abraham Fontaneda (1), Sergio Rodríguez (1), Joaquín Marcos, José Carlos Hernández (9), José Javier Abad (1) y Alan Villalobos (3)

Zumosol ARS Palma del Río. Manuel López, Jesús Jiménez, Dámaso Gómez; Felipe Martins (4), Antonio Caro (2), Miguel Ángel Dublino (5), Yoel Moreno, Pedro Texeira (7), Diógenes Cruz (2), Alonso Moreno ,José Antonio Consuegra, Nacho del Castillo, Jesús Lozano y Julián Portero (5).

Parciales

2 – 4, 5 – 6, 9 – 10, 9 – 12, 11 – 13, 14 – 14 descanso

17 – 17, 19 – 20, 21 – 21, 24 – 24, 25 – 25, 28 – 27  final 

Árbitros: Sebastian Pelc y Jakub Pretzlaf (Fed. Polaca)

Pabellón Vicente Trueba . 400 espectadores.

Ir arriba