noticias

“Aquí he aprendido a disfrutar del balonmano por delante de todo”

Todos los que integran la familia del balonmano en Torrelavega lo sabían. Quizá él era el que menos quería verlo. Compañeros, entrenador, directivos y aficionados siempre decían los mismo: “¡qué bueno es Angelín!…” También sabían que este día llegaría. Más tarde o más temprano, un club grande se llevaría a uno de los extremos izquierdos más talentosos del balonmano nacional. La oportunidad se llama Naturhouse La Rioja. En el horizonte, la Asobal y la Champions. En la memoria, el recuerdo de cinco campañas inolvidables. 1825 días en el club del Besaya que han servido para teñir su corazón de naranja

Pregunta: ¿Cómo valoras tus cinco temporadas en Torrelavega?

Respuesta: Las valoro muy positivamente, puesto que gracias a estos años he crecido como jugador y como persona. Se me han pasado volando. Parece que fue ayer cuando entraba por primera vez al pabellón “La Habana Vieja”.

P:¿En qué aspectos has mejorado como jugador de balonmano?

R: Creo que he mejorado en todos los aspectos. Llegue con 19 años y,, aunque haya sido poca o mucha la mejoría, creo que he crecido como jugador. Me gusta observar todo lo que me rodea en cada entrenamiento o partido e intentar quedarme con las cosas positivas de cada jugador, entrenador e incluso aficionado.

P: ¿Cómo ha influido tu paso por el BM Torrelavega en tu manera de entender el juego?

R: Básicamente aquí he aprendido a disfrutar del balonmano por delante de todo. Disfruto al máximo en cada entrenamiento y en cada partido. Antes no lo valoraba tanto. En parte porque cada vez conozco más gente que lo va dejando. Eso te hace pensar que tú puedes ser el siguiente en no practicar este maravilloso deporte, ya sea por una retirada, una lesión o por motivos personales. Debes vivir al máximo cada momento.

 

P: Dejas el equipo tras conseguir la mejor clasificación de la historia y después de una gran temporada, ¿cómo valoras el curso que acaba de terminar?

R: Lo valoro como la temporada más competitiva desde que estoy aquí. No le puedo dar un sobresaliente porque, al final, no nos clasificamos para la fase de ascenso, pero sí un notable, puesto que toda la plantilla ha sabido responder y estar a la altura de lo que Diego nos pedía.

 

P: En lo estrictamente deportivo, ¿cuál ha sido tu mejor momento con el Balonmano Torrelavega?

R: Me quedaría con el primer año en la División de Honor Plata, donde un equipo recién ascendido y conservando el grupo del año anterior consiguió la permanencia a falta de 5 jornadas y con el nivelón que había aquellos años. Aunque también es verdad que estos últimos dos años hemos dado un paso al frente. La gente del balonmano ya ve este club como un postulante al ascenso.

P: ¿Y el peor?

R: Sin duda alguna el año del descenso en la División de Honor Plata. Fue algo que nadie se podría imaginar, un malísimo año, donde todo lo malo que nos podía suceder, sucedió.

_COG0928 P: ¿Tienes alguna espina clavada que no hayas podido sacar en estos cinco años?

R: Para ser sincero, tengo varias. La mas reciente es la no clasificación para la fase de ascenso. Tendríamos que haber estado ahí, pero ahora es muy fácil sacar este tipo de conclusiones. Otra espinita fue el quedar cuarto de España en 1ª nacional y no ascender deportivamente. El ambiente de aquella fase fue inolvidable.

P:¿Qué es lo que más vas a echar de menos del BMT?

R: Esta pregunta es muy fácil. El ambiente que rodeaba al club y a todos los amigos que dejo allí. Para mi no es un club, es una familia y eso hay que cuidarlo porque es la base de los éxitos.

 

Vamos ahora con una serie de palabras a las que tienes que responder con lo primero que se te venga a la cabeza:

  • Vicente Trueba > espectáculo
  • Marea Naranja > agradecimiento a todos.
  • Un compañero > Genio González
  • Un rival > SinFin
  • Un entrenador > Todos, siempre he aprendido de todos ellos.
  • Una cancha > Artaleku.
  • Un gol > El último como jugador naranja.

 

Amigos más que compañeros 

Ángel Fernández en una acción del último amistoso ante Corrales.

P: En el ámbito personal, ¿qué recuerdos te llevas del vestuario naranja?

R: La victoria en Artaleku este año fue impresionante, se vivió con una intensidad grañidísima. Cualquier victoria en el derbi cantabro también es especial. La verdad es que es muy difícil recordar un momento malo en el vestuario porque la gente con la que he convivido estos 5 años ha sido de matricula de honor.

 P: ¿Compañeros de equipos, amigos o familia?

R: No te voy a mentir, ha habido de todo. Siempre hay gente con la que mantienes una relación estricta en el ámbito deportivo y ya. La mayoría son amigos con las que empatizas y quieras o no, siempre te dejan huella. Quieras o no los terminas echando de menos.

Y por ultimo, está la “familia”. Ese pequeño grupo de jugadores con los que vives tanto el balonmano como tu vida personal. Creo que al final es lo mejor que te deja el balonmano, recuerdo muchas victorias, pero sobre todo con quién lo celebre y cómo… Eso es muy grande.

 

P: ¿Te acuerdas de tu primer día en el club? ¿Qué sensación te llevaste?

R: Sí que me acuerdo. Primer día de la temporada, típico primer entrenamiento, donde las emociones y reencuentros están por encima de lo deportivo.

P: Cuéntanos una anécdota de un viaje que te traiga buenos recuerdos.

R: La vuelta en el autobús después de la victoria frente a Pozoblanco. Menuda fiesta se monto en la parte de atrás del bus… Todo el equipo bailando y cantando como si no hubiera mañana, cuando nos quedaban 10 horas para llegar a casa…

P: ¿Cuál ha sido el momento más emotivo que has vivido con la camiseta naranja?

R: Posiblemente el ultimo partido contra Ereintza, puesto que es un punto y aparte, donde dejas atrás momentos inolvidables.

P: ¿Y el más triste?

R: Inmediatamente después del partido contra Huesca, donde se consumo nuestro descenso de categoría. Es algo que nunca se te borra y siempre estas dándole vueltas, buscando explicaciones del porqué de esa situación.

P: Terminamos con un mensaje para los aficionados. ¿Qué les dirías?

R: Simplemente, GRACIAS, porque ellos son el motor de este equipo. Hoy en día, como esta la situación económica, si al club no le respalda una masa social numerosa y comprometida está condenado al fracaso deportivo. Os animo a que sigáis como hasta ahora porque, aunque vosotros no os dais cuenta, los jugadores rivales se acuerdan de todos vosotros y admiran la pasión que vivís este deporte. GRACIAS.

 

 

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas