BM. Torrelavega

Cuatro finales y una fase de ascenso

Después de las vacaciones de Semana Santa, el Balonmano Torrelavega afronta el tramo final de competición con una meta bien definida. Lograr un pleno de victorias en los partidos que restan de liga regular y certificar una brillante temporada con su clasificación para la fase de ascenso.

Pozoblanco, Barakaldo, el derbi frente al Adelma y Ereintza. Cuatro encuentros que, de terminar con triunfo cántabro como en la primera vuelta, abrirían la puerta del sueño naranja. Los nuestros no dependen de sí mismos pero un pleno de victorias otorgaría al equipo muchas posibilidades de terminar entre los seis primeros.

Guillermo BarbónPero antes de hacer cábalas y mirar resultados de los demás, Diego Soto y los suyos deben comenzar el camino hacia las eliminatorias por el ascenso ganando en una cancha complicada. El Pozoblanco todavía no está salvado y también debe sumar para alejarse de la zona baja. No es casualidad que las cinco victorias que figuran en su casillero se hayan producido en el Municipal Juan Sepúlveda. La grada andaluza aprieta de lo lindo y conjuntos como el Teucro o el Adelma no fueron capaces de ganar allí.

Pese a las complicaciones que entraña el partido, en el Balonmano Torrelavega confían plenamente en salir airosos de su visita a tierras cordobesas. El equipo no ha descansado en Semana Santa y llega al encuentro en unas condiciones óptimas para competir. Más aún con el alta de Guillermo Barbón. Los que no estarán serán Oscar Arroyo y Sumi Gónzalez. Su lugar lo ocuparán Sergio Crespo y Carlos Pérez.

 El equipo cántabro espera superar las 10 horas de autocar, una grada adversa y un rival aguerrido para seguir soñando. El partido arranca mañana a las 18:00 horas y lo dirigirán los colegiados Francisco Vidal y Miguel Ángel Valero.

Ir arriba