BM. Torrelavega

Apagón, parcial y derrota

Dicen los que saben de esto que los primeros minutos de cada parte son fundamentales. Más aún, cuando actúas fuera de casa. El Balonmano Torrelavega tiró por tierra el trabajo de la primera parte en los primeros minutos del segundo acto y cayó derrotado en el Municipal de Zarautz.

El partido comenzó con los visitantes muy serios y mucha igualdad en el marcador. Con Cristián Pereda bajo los palos desde el inicio, el conjunto cántabro saltó a la siempre complicada cancha guipuzcoana con el mono de trabajo puesto. El joven portero cántabro se mostró entonado y los pupilos de Diego Soto salieron decididos a conseguir los dos puntos en juego. Tal vez fruto de esa ansiedad por ganar, el equipo pecó de precipitado en algunas acciones ofensivas. Sin embargo, poco a poco todos los jugadores torrelaveguenses fueron poniendo su granito de arena.

La conexión con el pivote y la irrupción en el partido de Javi Peña fueron suficientes para dar las primeras ventajas a los visitantes. El “14” hacía goles importantes y los cántabros veían acercarse su victoria número ocho. En el tramo final del primer acto, cuando la defensa dio otra vuelta de tuerca a la intensidad, se abrió una pequeña brecha en el tanteador. Al descanso, 12 – 15 con muy buenas sensaciones por parte de los “Guerreros Naranjas”.

Sin embargo, el inicio del segundo acto no pudo ser menos alentador. Los locales salieron a por todas y a los nuestros les costó un poco situarse sobre la cancha. La precipitación volvió a lastrar las opciones ofensivas de los nuestros. Cuando Diego Soto pidió tiempo muerto, el parcial era de 5 – 0 y la dinámica del partido totalmente contraria a los intereses cántabros.

Subidos a una ola increíble de aciertos, los jugadores de Amenabar ZKE tomaron el mando del choque y eran los nuestros los que iban a remolque. Lejos de bajar los brazos y a pesar de las dificultades que tenían para anotar, los torrelaveguenses continuaron peleando por recuperar el pulso y competir por la victoria. Pero anotar 3 goles en 15 minutos es una renta muy escasa para ganar fuera de casa en esta liga.

La ventaja local se estabilizó en tres. Con 25 – 22 y Amenabar ZKE con un jugador menos sobre la cancha se abrió una pequeña puerta a la esperanza. La tensión era tan grande que Diego Soto fue expulsado por invadir la cancha. Pero los nuestros no consiguieron acercarse a menos de dos goles.

Al final, el Balonmano Torrelavega perdió por 4, 28 a 24.

 

FICHA TÉCNICA

Amenabar ZKE. Gorka Berridi, Ander Agote; Igor Urbieta, Jose Luis Echevarría (1), Josu Lertxundi (3), Erik Balenciaga (12), Josu Epelde (3), Mikel San Sebastián (2), Julen Aguirregomezkorta, Íñigo Etxaniz (1), Urko Iruretagoiena (2), Jurgi Ondarra, Ion Alzaga (4).

Balonmano Torrelavega. Jorge Pérez, Cristian Pereda; Sumi, Oscar Arroyo, Eugenio González, Sergio Crespo, Javi Peña (2), Abel Lamadrid (2), Borja Lombilla (1), Alberto Pérez (2), Joaquín Marcos (2), Jadim Sour (1), J.A. Calderón (6) y Ángel Fernández (8).

Parciales

3 – 3, 5 -4, 7 – 6, 9 – 9, 10 – 12,  12 – 15 descanso

16 – 15, 19 – 18, 22 – 18, 23 – 20, 27 – 23, 28 – 24 final

 

Árbitros: Pedro José Amigo y Javier Espadas

Pabellón Municipal de Zarautz

 

Ir arriba