BM. Torrelavega

Abonados a sonreír

El Balonmano Torrelavega se ha abonado a la victoria. Tras doblegar al Pozoblanco en el Vicente Trueba, los pupilos de Diego Soto han conseguido acabar con la maldición que les perseguía en Lasesarre y derrotar al Barakaldo en su cancha en la División de Honor Plata.

El partido se resolvió en la segunda mitad aunque los cántabros fueron superiores durante los 60 minutos. En el inicio, los vizcaínos plantearon una defensa muy abierta que causó estragos en el ataque cántabro. El ritmo del partido era lentísimo y los jugadores visitantes no lograban encontrar esa frescura y agilidad que caracteriza al equipo en la presente temporada. Era un choque trabado, con muchas interrupciones y plagado de exclusiones. Con esta situación, es normal que los goles tardasen en llegar. Gracias a que los vascos estaban logrando dominar el tempo del encuentro, al descanso se llegó con una renta mínima para los cántabros, 11 – 12.

Afortunadamente, los torrelaveguenses se transformaron en el vestuario y durante la segunda parte bordaron en balonmano. Sobre todo a la hora de guardar su portería. Con Jorge Pérez tocado por una varita y una línea de cuatro formada por Nano, Calderón, Lombilla y Abel Lamadrid, los visitantes sellaron su portería. Tanto que el Barakaldo no fue capaz de anotar más que cinco goles en los últimos 30 minutos.

Con la seguridad y la confianza que otorga una defensa así, los nuestros empezaron a sentirse cómodos en la otra parcela de la cancha. Joaquín Marcos se convirtió en el catalizador perfecto para que la ofensiva de uno de los equipos más goleadores del campeonato comenzase a carburar. Javi Peña fue un martillo pilón desde el lateral mientras que el resto del equipo acompañaba con bastante acierto.

La reacción visitante tras el descanso fue espectacular y los aficionados torrelaveguenses que acudieron a presenciar el partido en directo disfrutaron de lo lindo. El único punto negro de un choque muy completo fue la expulsión de Genio González por roja directa. El central se marchó a la ducha tras una tángana en la que también resultó expulsado Joseba Rodríguez. Pese a ello, el marcador y el signo del partido no corrieron peligro. Al final, el tanteador fue 16 – 24.

De este modo, el Balonmano Torrelavega encadena su segunda victoria consecutiva, recupera las buenas sensaciones fuera de casa, se asienta en la zona media de la tabla y llega al derbi frente al Adelma en las mejores condiciones posibles.

FICHA TÉCNICA

Calmec Barakaldo. Gontzal Aurrekoetxea, Jon Urretxa; Fernando Martínez, Borja Lucas (1), Unai Portuondo, Endika Sarasola, Lander Borda (2), Xabier Bordegaray (1), Arkaitz Piriz, Iker Momeñe (1), Joseba Rodríguez, Mikel Macías (1), Oier García (5), Jon Ortuondo (5). 

Balonmano Torrelavega. Jorge Pérez, Cristian Pereda; “Sumi” González, Carlos Pérez, Oscar Arroyo (1), Eugenio González, Guillermo Barbón (3), Javi Peña (6), Abel Lamadrid (3), Borja Lombilla, Nano Gundín,  Joaquín Marcos (4), J.A. Calderón (4) y Ángel Fernández (3).

 

Parciales

2 – 2, 4 – 4, 6 – 6, 7 -8, 8 – 10, 11 – 12 descanso

12 – 13, 13 – 16, 14 – 18, 15 – 21, 15 – 22, 16 – 24 final

 

Árbitros: Sergio Elordui y Javier Gutiérrez (Comité vasco y cántabro respectivamente)

Pabellón Lasesarre. 300 personas con presencia de un nutrido grupo de aficionados del Balonmano Torrelavega.

 

 

 

Ir arriba