BM. Torrelavega

LA PERMANENCIA TENDRÁ QUE ESPERAR

El empuje y la contundencia de uno de los equipos más poderosos del campeonato pudieron con el Grupo Pinta – Torrebalonmano. Durante buena parte del encuentro, los pupilos de Juan Escudero mostraron un buen nivel ante el BM Villa de Aranda. Sin cuando se acabo la frescura ofensiva, los locales fueron un rodillo ante el que nada pudieron hacer los cántabros.

Un gol de Calderón fue lo primero destacable del partido. El equipo naranja cuajó una primera parte realmente buena. Los dos conjuntos apostaron por un balonmano ofensivo y los 1200 espectadores que acudieron al pabellón Príncipe de Asturias se lo pasaron en grande. Dirigida con maestría por Genio González, la ofensiva de los visitantes funcionaba a la perfección. De hecho, durante buena parte del encuentro no tuvo nada que envidiar al ataque de unos de los aspirantes al ascenso.

El central veía el juego con claridad e inventaba constantes pases para que resto de sus compañeros superasen una y otra vez al meta burgalés. Calderón desde la segunda línea y Abel Lamadrid desde la primera fueron los que más y mejor se aprovecharon de la clarividencia de Genio. En el bando rival, la creación recaía sobre Diego Camino mientras que Bozalongo era el principal ejecutor.

Ambos equipos fueron intercambiando goles en busca de noquear a su adversario durante toda la primera parte. Con las fuerzas tan parejas, una superioridad numérica se convertía en una gran ventaja y el Grupo Pinta – Torrebalonmano pagó la última del primer acto con un resultado adverso al descanso. Con Nano excluido, los locales llegaron al intermedio con una mínima ventaja en el electrónico.

El paso por el vestuario no cambió la tónica del encuentro. Los dos contendientes regresaron a la cancha con la misma intención en la cabeza: acabar con su rival a base de goles. Sin embargo, a partir del minuto 40 el equipo cántabro comenzó a tener problemas. La vía abierta hacia la meta de César Sanz comenzó a estrecharse debido a las múltiples pérdidas de balón y a las precipitaciones. Esas imprecisiones provocaban rápidos contragolpes del Villa de Aranda que logró abrir una brecha importante en el marcador. Bozalongo seguía a lo suyo y los locales orientaban claramente el partido hacia su terreno. La sangría se detuvo cuando la ventaja era de ocho y apenas quedaban cinco minutos para la conclusión del encuentro.

El acelerón final de los torrelaveguenses sirvió para dejar el marcador final en 35 a 30. Este resultado, unido a la victoria de Pozoblanco ante el Barakaldo, obliga a los cántabros a sumar una victoria más para certificar matemáticamente su permanencia en la categoría.

FICHA TÉCNICA

BM Villa de Aranda. Ricardo Amérigo, César Sanz; Alexis Marzocchini, Alex Garza (3), Diego Camino (6), Julian Rasero (1), Hugo Garza (1), J.María Bozalongo (8), Antonio Llopis (2), Alberto Camino (2), Iker Antonio Marcos (3), Guillermo Ros (2), Javier Barba (4),  Alberto Martín (3).

Grupo PintaTorrebalonmano. Adolfo Gómez, Jorge Pérez; José Miguel González, Oscar Arroyo (1), Álvaro Polo (2), Eugenio González (4), Jon Alzaga (1), Javi Peña (2), Abel Lamadrid (5), Alberto Pérez (2), Fernando González Gundín (3), Joaquín Marcos, José Antonio Calderón (5), Ángel Fernández (4).

 Parciales

4 – 4, 8 – 8, 10 – 10, 13 – 13, 16 – 16, 19 – 18 descanso.

20 – 20, 24 – 22, 27 – 23, 31 – 25, 34 – 26, 35 – 30final.

 

Árbitros: Oscar Fernández y Raúl García (Comité Valenciano)

Pabellón Príncipe de Asturias.  1200 espectadores.

Ir arriba