noticias

INSTINTO DE SUPERVIVENCIA

Dicen los expertos que no existe un instinto más potente que el de supervivencia. Ese impulso a continuar vivo es superior a cualquier otra sensación o pensamiento que pueda tener una persona. Y eso es precisamente lo que se juega el Grupo Pinta – Torrebalonmano en su vuelta a la competición: asegurar su futuro en la División de Honor Plata una temporada más.

Una victoria ante el Villa de Aranda unida a un tropiezo de Pozoblanco en casa otorgaría a los cántabros la permanencia matemática a falta de cuatro jornadas para que concluya la liga. Ganar a los burgaleses sería la mejor manera posible de redondear una temporada notable.

Con ese objetivo en mente, la semana de trabajo ha sido muy positiva para los chicos de Juan Escudero. Los 6 días de vacaciones concedidos por el entrenador han sido un bálsamo inmejorable para afrontar este gran reto. La derrota contra el ARS queda muy atrás en el calendario y las sensaciones generales son inmejorables ante el compromiso del próximo fin de semana.

Sin embargo, el buen ambiente que reina en el seno de la plantilla no impide que los torrelaveguenses mantengan los pies en el suelo. Todos son perfectamente conscientes de lo que supone la visita al pabellón Príncipe Felipe de Aranda. Allí les esperan un pabellón que aprieta de verdad y un equipo peleando por clasificarse para el play off de ascenso. Hasta la fecha, solo el Barça y Puente Genil han sido capaces de superar ambas circunstancias y llevarse los puntos.

Juan Escudero dispondrá de toda la plantilla para afrontar este compromiso. Oscar Arroyo, jugador juvenil, completará la expedición naranja.

El choque será el sábado, día 14 de mayo, a las 18:30 horas y lo dirigirán los colegiados Oscar Fernández y Raúl García, del colegio valenciano.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas