noticias

NO SE PUEDE HACER MÁS CON MENOS

Conseguir que 537 chavales de entre 6 y 15 años pasen un día de sus vacaciones sin pensar ni en videoconsolas, ni en ordenadores, ni en teléfonos móviles está al alcance de muy pocas cosas.

El XIX Torneo de Navidad Ciudad de Torrelavega puede presumir de conocer la fórmula para lograr miles de sonrisas. La ecuación es tan sencilla en sus elementos como compleja en su materialización: un simple balón, cinco pistas juego y doce horas de actividad frenética, multiplicados por el esfuerzo de 40 voluntarios incansables y elevados a la enésima potencia por una ilusión inclasificable.

Gervasio Pinta entrega el premio a los vencedores de la categoria infantilLa edición de este tradicional torneo navideño supo reunir todos esos aspectos a lo largo de una jornada especial. Desde las 8:30 de la mañana, las cinco sedes de la competición fueron un hervidero de actividad hasta bien entrada la noche. De hecho, únicamente hubo una pausa de una hora y media hora para comer.

A lo largo del día se disputaron más de 90 encuentros en los que poco importa quién fue el ganador. Eso no es lo más importante. En palabras del director deportivo de la EDM de balonmano de Torrelavega, Enrique Cruz, “lo mejor de este torneo es la convivencia que se genera entre los clubes. No solo entre los chavales sino entre los responsables ya que intercambias experiencias que te ayudan a mejorar en el día a día”.

Además de compartir vivencias, esta cita sirve para fomentar hábitos de vida saludable entre los más jóvenes y se convierte en un factor determinante para la formación personal de los jugadores. “Aquí aprenden a relacionarse con niños de otras comunidades y conocen realidades diferentes a la suya” matizó Cruz.

La entrega de premios se celebró en el pabellón Vicente Trueba de Torrelavega. La mitad de la primera plantilla del Grupo Pinta – Torrebalonmano junto a algún jugador de la liga ASOBAL, como Oscar Río, y los representantes institucionales fueron los encargados de repartir todos los premios. Cada uno de los participantes recibió una bolsa de regalos y todos abandonaron el recinto con una sola idea en la cabeza: volver el año que viene.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas